• Buscar
Elon Musk

Todas las cosas que Elon Musk prometió hacer entre 2017 y 2030

Ocuparse del horario de Elon Musk no puede ser fácil. El millonario dirige un puñado de empresas y proyectos, cada uno con una ambiciosa visión de futuro. Para proveernos de vehículos eléctricos autónomos y fuentes de energía renovable, creó Tesla. Para hacer del hombre una especie multiplanetaria, fundó SpaceX. Para protegernos de las peligrosas derivaciones de la inteligencia artificial, está OpenAI. El Neuralink debería mejorar las capacidades del cerebro humano, convirtiéndonos en cyborgs; para superar los problemas de tráfico más concretos, está trabajando en la Compañía Boring.

Con todos estos compromisos es fácil confundirse: tratemos de poner en orden cronológico los objetivos futuros de cada proyecto, al menos en las intenciones de Musk.

2017-2018. Para finales de año, las entregas de tejas de Tesla Roofs con paneles solares integrados deberían comenzar en los EE.UU., que capturarán energía y tendrán una garantía prácticamente infinita. Para Musk, el 2018 será el año de esta tecnología, más duradera y económica que los paneles solares tradicionales.

2018 será también el año de producción del Tesla Model 3, el coche eléctrico «asequible» (pero aún así entre 30 y 37 mil euros) de Tesla Motors. Para marzo, se deberían producir 5000 coches al mes, aunque los importantes retrasos en la cadena de producción sugieren que esto está fuera de alcance. El próximo año también se espera que se actualice el software de piloto automático que debería llevar a los coches Tesla a la plena autonomía para el 2020.

7 concept cars, futuristas pero no demasiado

En los próximos meses, Musk también completará un importante proyecto de suministro de energía en Australia del Sur, que incluye la batería de litio más grande del mundo y un parque eólico-solar capaz de suministrar energía a 35.000 hogares. La zona se ha visto afectada recientemente por tormentas que han dañado la red de infraestructura y creado frecuentes apagones.

Finalmente, Musk también anunció que enviará dos turistas espaciales a la órbita lunar durante una semana en 2018, también gracias a la colaboración de la NASA. Si tiene éxito, sería la primera misión humana en el espacio profundo desde el Programa Apolo.

2019. Será un año interesante en términos de transporte: debe comenzar la producción de Semi, el camión eléctrico de Tesla equipado con sistemas de conducción autónomos que promete revolucionar el transporte sobre ruedas en términos de consumo de combustible y seguridad.

También se presentará una camioneta eléctrica (un vehículo que sigue siendo el más grande de los EE.UU.), y un SUV compacto llamado Modelo Y.

También podría ser el año de la finalización de los túneles bajo Los Ángeles de la Boring Company, la empresa creada por Musk para resolver el problema de tráfico de larga data en la ciudad.

2020. La producción comenzará con el Tesla Roadster, el deportivo biplaza de Tesla. Además, Tesla debería haber logrado una producción de un millón de vehículos eléctricos por año para este año: cada uno debería ser capaz de recorrer 1.000 km con una sola carga.

2021. Se espera que sea el año de la finalización de una Gigafactoría en China, y el inicio de la producción de vehículos eléctricos para el país, que tiene como objetivo ampliar el número de coches «verdes» para 2030. La red se completará con unos mil supercargadores para la nueva flota de coches.

2022-2024. Después de tantos logros en el transporte terrestre, el gran salto a Marte. En 2022 el cohete reutilizable Big Falcon Rocket (BFR) lanzará dos transbordadores no tripulados que llevarán instrumentos y materiales que esperan a los colonos al Planeta Rojo en 2024.

Será el comienzo de una temporada épica de viajes interplanetarios: no está claro, sin embargo, si en este primer caso los astronautas bajarán al Planeta Rojo o permanecerán en su órbita. Como hemos visto, no es exactamente lo mismo. En este período de dos años, de nuevo gracias a los BFR, Musk pretende revolucionar también el transporte terrestre, con vuelos intercontinentales de media hora de duración.

2030 y más allá. En este horizonte temporal podemos situar proyectos aún sin plazo preciso, como Hyperloop – que está instalando plantas piloto en muchos países – y Neuralink, una empresa de investigación biomédica para desarrollar electrodos para ser implantados en el cerebro, y para aumentar nuestras capacidades cognitivas. En un futuro sombrío, donde las máquinas podrían tomar el control – Musk no es optimista sobre el tema – sólo tenemos que fusionarnos con ellas, y convertirnos en cyborgs.

Si suena como una agenda apretada, no te equivocas. Pero si una décima parte de estos proyectos del hombre que creía en los cohetes reutilizables llegara a buen puerto, lo llamaríamos un éxito.

Dejar un comentario